Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

¿Por qué resulta difícil aprender a tocar el piano?

Por
Favorito0

EVOLUCIÓN DE LA ESCRITURA MUSICAL DESDE LA CREACIÓN DE LAS CLAVES

La escritura musical fue evolucionando desde sus comienzos hasta el momento en que los grandes compositores empezaron a escribir para orquesta y necesitaron plasmar en la partitura las diferentes alturas de los sonidos. Así fue que se crearon 7 claves de 3 clases: Sol, Fa y Do.

    

Se ha escrito tanta música con este sistema de escritura, que es incalculable. Este es el motivo por el cual no se ha avanzado hacia otro sistema. 

Pero no quiere decir que no exista y que no se haya evolucionado.

 

Después de tantos años como docente puedo asegurar que la dificultad para aprender a tocar el piano reside únicamente en la LECTURA musical.

 

Cuando se comienza a estudiar, el alumno se enfrenta a la dificultad de aprender los nombres de los sonidos dentro del pentagrama y además tropieza frente a la incongruencia de ver el mismo símbolo que cambia su nombre según la clave que tiene al comienzo el pentagrama.

 

La consecuencia: un progreso muy lento, sin comprensión, solamente aquellos que tienen muchas condiciones captan lo que toca el maestro y repiten pero sin leer lo que dice la partitura. Finalmente lo escrito cada vez es más incomprensible. Aquí es cuando se produce el mayor abandono y frustración de estudiantes. Quizás hemos perdido en el camino a quienes podrían haber sido grandes músicos.

 

 

Ante esta situación, después de décadas enseñando, decidí CAMBIAR esta situación teniendo en cuenta investigaciones que hicieron progresos en este tema y que nadie había llegado a plasmar en la enseñanza de este instrumento.

 

Las claves que ahora están en uso (que están disponibles para su uso en los editores de partituras) siguen siendo las mismas pero, con algunas modificaciones.

A la clave de sol se le ha agregado en su parte inferior un número 8 y esto quiere decir que todas las notas se DEBEN tocar 8 teclas más abajo de la posición original. Si tiene un 15, hay que descender 15 teclas.

Así podemos leer todas las notas con los mismos nombres, en la misma clave pero, cambiando la mano de posición. Así se consigue el efecto de la clave de FA pero no se cambian los nombres sino la mano de lugar.

 

  

Nos encontramos frente al inconveniente de que la música que ya está escrita es incalculable y que es impensable escribirla toda otra vez. Por esto, ningún pedagogo ha pensado en cambiar de sistema. Sin embargo creo que es necesario ENSEÑARLE al estudiante que PUEDE tocar, que es CAPAZ de hacerlo y por eso escribí estos libros, que han resultado ser la solución para tantos maestros que hasta llegaron a pensar que eran ellos los que no sabían enseñar.  A estos maestros y profesores les animo a probar el sistema.

Cuentan con mi asesoramiento gratuito siempre que lo necesiten.

Libros relacionados
Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor identificate/registrate para publicar un comentario.

Ajustes

Ajustes

Menú

Código QR

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse